Falso pimiento

falso pimentero

NOMBRE COMÚN:

Falso pimentero

NOMBRE CIENTÍFICO:

Schinus molle

FAMILIA:

Anacardiaceae

ORIGEN:

Brasil, Uruguay, y la mesopotamia argentina

estilos de bonsai ESTILOS Y DESCRIPCIÓN:

Árbol perenne de tamaño pequeño a mediano, que alcanzan un tamaño de hasta 15 m metros de alto y 30 cm de diámetro, ramas colgantes, corteza exterior café o gris, muy áspera, exfoliante en placas largas. Produce racimos de flores colgantes que dan lugar al fruto rojo que podremos sembrar.

Aunque no se da especialmente bien en maceta es un clásico para hacer estilo llorón ya que su crecimiento natural es con ramas colgantes.

soleado LUZ:

Pleno sol todo el año

TEMPERATURAS:

No soporta temperaturas por debajo de -5ºC, sin problemas con las temperaturas altas de verano.

-5

grados

HUMEDAD:

Resiste muy bien los climas secos, funciona mejor en climas húmedos.

SUSTRATO:

Bien drenados, hay que evitar encharcamientos, akadama y kiryuzuna son ideales, pudiendo usar también humus de lombriz con algún separador como tepojal, grava volcánica o pómice.

RIEGO:

Regar cuando la capa superficial del sustrato se seque, es importante dejar secar un poco la parte superior ya que son árboles de secano.

ABONADO:

Abonar en las brotaciones primaverales y otoñales con abonos orgánicos solidos de liberación lenta.

MACETA:

Para estos árboles de porte rústico y oscuro funcionan muy bien las macetas sin esmaltar y esmaltes oscuros. El diseño de la maceta depende del diseño del árbol siempre, pero los Falso pimiento agradecen macetas algo profundas.

ALAMBRADO:

Usar siempre alambre de aluminio anodizado y vigilar ya que tarda poco en clavarse. Para bajar las ramas en estilo llorón también se pueden poner pesos en las puntas.

 

TRASPLANTE:

Nos permite poda drástica de raíces y lavado del cepellón sin necesidad de dejar tierra vieja.

MULTIPLICACIÓN:

Produce una gran cantidad de semillas muy fáciles de germinar sembrándolas frescas.

INJERTOS:

Injertos por aproximación.

PLAGAS Y ENFERMEDADES:

Normalmente atacados por pulgones y cochinillas.